Sectas 2.0. El origen emocional de la enfermedad

Descargar PDF

Emilio J. Molina 1.

Adaptación de un artículo que ARP-SAPC publicará próximamente en su anuario “El Escéptico”, resumen preparado por Luis R. González, Marisa Marquina y Juan A. Rodríguez de un dossier bastante más extenso, aún en preparación, en el que se recogen además múltiples anexos y datos adicionales con testimonios de afectados e implicados. Presentado en el II Encuentro Nacional de Profesionales, Familiares y Ex Miembros de Sectas, celebrado en Madrid los días 4-5 de marzo de 2016.

1. Introducción

Este documento es un repaso superficial de las características anticientíficas y de alto riesgo sectario de los movimientos basados en “el origen emocional de la enfermedad” y su creciente difusión en la sociedad.

Es una adaptación de un artículo que ARP-SAPC publicará próximamente en su anuario “El Escéptico”, resumen preparado por Luis R. González, Marisa Marquina y Juan A. Rodríguez de un dossier bastante más extenso, aún en preparación, en el que se recogen además múltiples anexos y datos adicionales con testimonios de afectados e implicados (1).

2. Orígenes de la bioneuroemoción. Componentes

El “origen emocional de la enfermedad” es un concepto que conocemos de tiempos de Hipócrates. Galeno atribuía a la “teoría de los humores”, el desequilibro de los “cuatro tipos de fluidos corporales”, el origen de las enfermedades.

En tiempos bastante más recientes encontramos, con nefasto resultado, un resurgir de tesis similares. Un breve repaso de algunas de ellas:

2.1. La Nueva Medicina Germánica (NMG)

La historia de esta infame pseudoterapia contra el cáncer creada por el exdoctor alemán Ryke Geerd Hamer es bien conocida (2). Hamer expone sus leyes en un documental emitido en la televisión de Baviera el 4 de octubre de 1981. Ese mismo mes presenta su tesis doctoral, Das Hamer Syndrom und die eiserne Regel des Krebses (‘El síndrome de Hamer y la regla de hierro del cáncer’), que es rechazada por unanimidad en la Universidad de Tubinga por carecer de calidad y de evidencias científicas, dos rasgos constantes en la carrera de Hamer, junto con las muertes de sus pacientes.

Su esposa, la primera paciente tratada con la NMG, fallece de cáncer en 1985. En 1986 es inhabilitado como doctor en Alemania. En 1995 estalla el caso de la niña Olivia Pilhar, cuyos padres son condenados a ocho meses de cárcel por seguir las instrucciones de Hamer y casi acabar con la vida de la pequeña, salvada por la intervención de las autoridades. Esto sirvió para destapar cuarenta casos de pacientes de la NMG fallecidos en Austria. En Alemania, Hamer es condenado a 19 meses de prisión por la muerte de tres pacientes de cáncer.

En 2000 llega a España huyendo de la justicia de su país. Aquí aparecerá en varios programas de televisión. Ana Pena, una de sus pacientes en nuestro país, y que apareció en los primeros programas defendiendo la curación de su cáncer por Hamer, falleció tres años después por la misma enfermedad. En 2001 será condenado en Francia —en ausencia— a otros 18 meses de prisión por la muerte de tres enfermos de cáncer. El caso de la joven Michaela Jakubczyk-Eckert es especialmente sangrante, pues la evolución de su enfermedad hasta su muerte en 2005 está documentada gráficamente con una crónica de su suplicio (3).

Sigue acumulando causas y en 2007 huye de España a Noruega, país no miembro de la Unión Europea, donde es más difícil su extradición. Y aunque allí tampoco tiene permiso para ejercer, lo hace en la ficticia Universidad de Sandefjord, en realidad una empresa del propio Hamer donde él mismo es “rector”, imparte seminarios y vende libros y material relacionado con la NMG (4). Entre otros, el que llama su segundo gran descubrimiento, una canción compuesta para su mujer y que relaciona con la “Melodía Arcaica” de la mitología germánica, cuya audición dice que cura enfermedades. El CD se vende a 50€. Pero su gran éxito en este tiempo, sin embargo, ha sido que Nicaragua legalizase la NMG en 2012 (5).

Esta pseudomedicina se basa en varias “leyes” (6), que se pueden resumir en que el cáncer está causado por un shock emocional y es la forma que tiene el cuerpo de expresarlo por lo que, por tanto, para curarse hay que dejar que la evolución del tumor siga su curso sin interferir en él (ni siquiera con paliativos) y centrarse en atender al “conflicto emocional” del que ha surgido.

El punto crítico de todo ello es que la NMG aboga por abandonar el tratamiento convencional (cirugía, quimio y radioterapia) y los cuidados paliativos (analgésicos), para “evitar que interfieran” en la curación (7), lo que aboca a sus víctimas a una muerte miserable. Por si fuera poco, se agrava con el hecho de que se insta a sus víctimas a separarse de la familia, dado que la supone “tóxica” y causante del conflicto, además de alejarse de cualquier persona crítica que pueda “desorientarle” en el proceso de curación.

Hoy en día, las ideas de Hamer resurgen por varios frentes: antiguos seguidores que siguen aplicándolas en la práctica clínica (8); su gran difusión en las redes sociales; y otras pseudoterapias emergentes derivadas de ella, como la biodescodificaión y la bioneuroemoción, que las incorporan igualmente a su práctica.

2.2. Biodescodificación o Descodificación biológica

Es una de las ramificaciones de la escuela de Hamer. Claude Sabbah (Casablanca, 1947), discípulo de Hamer y médico titulado en Francia, comenzó a indagar en las supuestas experiencias sufridas por los pacientes al nacer, y en cómo vivieron sus progenitores el embarazo e incluso el tiempo anterior a la propia concepción, lo que llama “psicogenealogía” o “biogenealogía”. Integrando diversas pseudociencias, como la de Hamer, con ideas propias, define un corpus teórico de su invención, la “Biología Total (de los Seres Vivientes)”, cuya práctica es la Biodescodificación.

Fue suspendido de la profesión en Francia en 2007 (9) por la muerte de un adepto con cáncer de próstata. En noviembre de 2015 fue condenado a dos meses de cárcel y a una cuantiosa multa por la muerte del paciente y publicidad engañosa (10).

El enfermero Christian Flèche (11) es el otro gran activista de este movimiento, y creador del “sistema DBO” (Descodificación Biológica Original), que relaciona directamente emociones, órganos y enfermedades, de modo que diagnostica —supuestamente— a qué tipo de emoción pertenece una enfermedad según la parte del cuerpo afectada.

Su precepto fundamental es el de la causa emocional rastreable para toda enfermedad, emoción asociada siempre a una sensación corporal que proviene de un trauma antiguo o bioshock. Los seres humanos tendemos a repetir el bioshock para superarlo y liberarnos del trauma. Casi todos los traumas se generan en el embarazo o la infancia y quedan grabados en el inconsciente emocional, no racional (el denominado “Proyecto Sentido”). El objetivo de la terapia es liberar la energía provocada por el bioshock, atrapada en nuestro interior, para así sanarnos.

Sus protocolos para el tratamiento de enfermedades —físicas y psíquicas— son con frecuencia similares a los de la terapia Gestalt para la gestión de emociones y enfermedades. Introduce además los conflictos familiares, vividos por uno mismo o por sus antepasados, como posibles causas de enfermedad.

En resumen, la biodescodificación sube la apuesta de Hamer achacando a toda enfermedad (ya no sólo el cáncer) un origen emocional.

En España, la biodescodificación se asocia a los nombres de sus introductores: Enric Corbera y Rafael Marañón (12), así como a Montserrat Batlló, directora docente del Instituto Español de Bioneuroemoción (13). En realidad, la bioneuroemoción no es más que el nombre que Corbera le ha dado a la biodescodificación tras conseguir su implantación en la universidad de Cuba (14), lo que le ha supuesto una demanda de Christian Flèche por plagio (15).

2.3. La Bioneuroemoción

Vamos a tratar más profusamente este movimiento, al tratarse del de mayor auge en España y latinoamérica. La bioneuroemoción cuenta como “factor diferenciador” principal su agregación de “Un Curso de Milagros” y de una “física cuántica” muy desvirtuada y malinterpretada, además de continuar aglomerando técnicas pseudoterapéuticas que también tratamos a continuación, y otras explicaciones degeneradas de genética, epigenética, psicología y filosofía:

2.3.1. Un Curso De Milagros

Helen Cohn Schucman (1909-1981) fue una psicóloga neoyorquina, profesora en la Universidad de Columbia. Se la conoce más que nada por su libro (escrito con William Thetford) Un Curso de Milagros (1975), que le fue revelado supuestamente por Jesucristo, y al que se han asociado diversos movimientos sectarios que lo usan como desestabilizador psicológico (16). Lo cierto es que el libro es un cúmulo de contradicciones y sinsentidos, junto con afirmaciones directas y repetitivas. A modo de ejemplo:

Lección 356 del Curso de Milagros:

La enfermedad no es sino otro nombre para el pecado. La curación no es sino otro nombre para Dios. El milagro es, por lo tanto, una invocación que se le hace a Él.

En una nueva subida de la apuesta de Hamer, la bioneuroemoción integra este libro en su corriente de pensamiento y promulga que uno puede crear su realidad y que todas las enfermedades son imaginarias y, por tanto, curables, diga lo que diga la medicina convencional.

2.3.2. PNL, Constelaciones Familiares e Hipnosis Ericksoniana

A pesar de que estas herramientas se utilizan profusamente en psicología, no están exentas de cierta polémica; la facilidad con la que son desvirtuables y la falta de solidez científica de la que hacen gala en varios aspectos (17) las convierten en repertorio de pseudoterapeutas, quienes engrosan así sus currículos y acrecientan su imagen de autoridad.

Existen ejemplos de uso de todas estas herramientas en la BNE. Por ejemplo, se utiliza la PNL (Programación Neurolingüística) para “castrar” el lenguaje de sus practicantes, impidiéndoles hacerse preguntas del tipo por qué, cuándo, cómo. También modifica conceptos de uso cotidiano al referirse al razonamiento como “hacer las cosas desde el ego”, en contraposición a dejarse conducir por las emociones, lo deseable para ellos. Otra manipulación del lenguaje la crea con el juego entre culpa y responsabilidad, cambiando el sentido de la primera por el de la segunda, pero no dejando de usar la culpa en su significado usual (18).

La bioneuroemoción hace uso de las Constelaciones Familiares de Bert Hellinger para atribuir a familiares o ascendientes ya fallecidos el origen emocional de la enfermedad que no consiga explicarse con la información del propio individuo. Si es necesario, lo inventa directamente. En un artículo que trata sobre el truculento origen y bases de esta pseudociencia, se explica su filosofía en los siguientes términos (19):

La idea básica es que los conflictos no resueltos de nuestros antepasados son transmitidos de generación en generación, ocasionándonos problemas en el presente al ser somatizados bajo la forma de trastornos y enfermedades. Así, para solucionar y comprender estos problemas, habría que hacer una serie de dinámicas y de ejercicios —que normalmente implican juegos de rol o representaciones con figuritas o cartas—, para representar a nuestra familia hasta varias generaciones atrás.  Asi localizamos el problema que nos afecta. Este problema —por ejemplo, un aborto de nuestra abuela o un duelo mal llevado por nuestro tío— sería el que está ocasionando que nuestro matrimonio no vaya bien, que tengamos depresión o incluso que tengamos un tumor, y se solucionaría con un poco más de teatro y caras serias.

Esta idea se trata de fundamentar en la organización tribal de los grupos humanos del Paleolítico. (…) Este es el ‘estado de naturaleza’. Un momento feliz en el que cada cual estaba en su sitio y no había conflicto. Se supone que en este momento histórico los grupos humanos estaban totalmente aislados unos de otros -lo cual contradice la evidencia arqueológica, que demuestra la existencia de grandes culturas paleolíticas-, hasta la llegada del nefasto Neolítico. Aquí los grupos se juntaron, se generaron ciudades, nació la discordia, las ínfulas de querer más y el individualismo. Se rompe así el estado de naturaleza y comienza la tragedia.

Las constelaciones familiares no han estado exentas de polémica y de problemas legales. Hellinger [su gurú] es conocido en Alemania por su exculpación de Hitler (…). Y es que las constelaciones familiares basan su gran éxito, al fin y al cabo, en la descarga total de responsabilidades del individuo: nadie es culpable de sus problemas. ¿Tiene cáncer de pulmón? No es por fumar desaforadamente, es porque sus abuelos tuvieron una separación desagradable (…). La postura de Hellinger es que Hitler no era una mala persona, sino una víctima de su constelación familiar.

Las constelaciones familiares consideran la homosexualidad como una enfermedad causada por algún problema no cerrado en la familia (…). Otro de los principales problemas de esta pseudoterapia es la enorme cantidad de misoginia y machismo que presenta. En las terapias de pareja con constelaciones familiares casi siempre es ella la que está haciendo las cosas mal.

Es tan extremo todo, que la terapia para las violaciones implica un juego de rol público en el que alguien personifica al violador. La mujer que ha sido violada ha de arrodillarse al frente suyo, darle las gracias a su agresor por haber podido vivir esa experiencia con él, y pedirle perdón por haberlo culpabilizado.

Las personas que se han sentido ultrajadas por las performances de las constelaciones familiares, al haber sido sugestionadas a hacer cosas que han atentado contra su dignidad, se cuentan por miles. Hay una buena cantidad de sentencias judiciales, especialmente en Alemania, donde todo esto se lo están tomando muy en serio. Incluso existen casos documentados de suicidios gracias a la nula experiencia sanitaria de aquellos que juegan de este modo con la mente y los problemas de las personas.

Corbera va todavía un paso más allá en la degeneración de esta herramienta, proponiendo una “explicación cuántica” de las Constelaciones Familiares, con lo cual “ni siquiera será necesario tener el árbol genealógico” para encontrar el origen del problema (20).

En cuanto a la Hipnosis Ericksoniana para “provocar regresiones”, tiene el conocido problema de la implantación de falsos recuerdos por parte del terapeuta, que puede sugestionar a su paciente con conflictos familiares inexistentes (21).

2.3.3. La bioneuroemoción y la ciencia.

La BNE intenta constantemente darse una pátina de ciencia. Sin embargo, un somero análisis deja patentes sus carencias (cuando no bochornosos errores o, directamente, falacias y mentiras) incluso para un nivel de conocimientos de bachillerato. Se engloba en el llamado misticismo cuántico (22).

Es interesante, en este sentido, leer la crítica informal que Marta Segurola redactó para denunciar este asunto (23). En ella queda patente que Corbera no es capaz de manejar siquiera los más básicos conceptos de física fundamental. Si bien no todos sus referentes son fraudes, a los que no lo son (como Gabor, Einstein o Carl Sagan) los distorsiona para amoldar sus trabajos al contenido que a él le interesa plasmar.

En general, la bioneuroemoción intenta fundamentarse “científicamente” en dos patas básicas: la física cuántica y la epigenética, haciendo el ridículo a ojos de expertos en el tema (24, 25).

La BNE aporta como “evidencias” en su página web tres estudios (26) publicados en una revista de bajo impacto de Cuba, lo cual los convierte, en el mejor de los casos, en un referente poco sólido ante afirmaciones como la supuesta remisión espontánea de un único cáncer de mama aplicando esta práctica, además sin un seguimiento adecuado ni una comparación con la esperanza de vida sin tratamiento de este tipo de tumores.

2.3.4. La bioneuroemoción y la medicina

Antes de acometer este apartado, resulta imprescindible leerlo teniendo en mente que, al tratarse de un movimiento de riesgo sectario por su alto contenido coercitivo y de manipulación psicológica, estamos manejando información que contiene con frecuencia un doble lenguaje.

Lo primero que hay que considerar es que mucha gente se topa con la BNE al buscar en internet información sobre una determinada enfermedad, que padecen ellos o alguien cercano. Muchas de estas personas, por el motivo que sea, temen o desconfían de la medicina, y la BNE les ofrece una vía de escape al presentarse como un método inocuo que, al sanarte por dentro (psicológicamente), te sana por fuera (salud física). Aducen, por tanto, que la BNE no cura nada, que “se cura uno mismo”; que es integrativa, es decir, que se aplica junto con la medicina; que no es en realidad una terapia, sino un “método de consulta humanista”. La gente que huye de la medicina encuentra en los testimonios de quienes se han curado “milagrosamente” de cánceres terminales, diabetes, fibromialgia, etc, el empujón definitivo para decir adiós a la medicina, con consecuencias desastrosas en muchos casos.

Pese a que expliciten que no es una terapia (más por imperativo legal que por convicción), es frecuentemente presentada como tal, incluso por los propios “estudios científicos” que supuestamente la avalarían (26).

Dado que para la BNE toda enfermedad tiene un origen emocional, requieren de un “diccionario” para hacer la conversión síntoma-emoción. Uno de los primeros “diccionarios” de Corbera fue El código secreto del síntoma, y algunas webs que han tratado de imitar el concepto (27). Otro ejemplo de ese doble lenguaje es el libro Curación con un curso de milagros. No se puede ser más directo, pese a cualquier disclaimer que añadan y que esperan que la gente no retenga. Es tan fácil como hacer la prueba en Google buscando “bioneuroemoción método terapéutico”. El “sentir” de las respuestas y de sus seguidores es evidente. Se presente o no como terapia, ¿qué realidad se esconde tras ella? Veamos algún extracto que nos iluminará al respecto (28):

Voy a poner un ejemplo de hoy. Paciente: María (hay muchas Marías). Mujer de 50 años. Desde 1996, cáncer. Su primer cáncer es un cáncer ductal infiltrante. Por tanto, nosotros sabemos que es un conflicto de falta de protección, o mejor dicho, yo vivo una relación que creo que no estoy protegida. Le tratan el cáncer ductal infiltrante y al cabo de unos años, año 2000, cáncer en los huesos. Cáncer en los huesos siempre es “si este no tiene la culpa, la culpa la tengo yo”. Y me desvalorizo. La persona con problemas osteoarticulares es una persona que siempre se recrimina a sí misma. Y lo trampea [el cáncer]. 2004: cáncer en el hígado. El cáncer en el hígado no se va. Entonces le hacen un trasplante de médula y los tumores se van. Qué bien [mucha ironía en la voz]. Fantástico. Qué bien que funcionan los trasplantes de médula. Funcionan bien hasta que dejen de funcionar bien, porque entonces la señora vuelve a repetir el conflicto y le vuelven a salir los tumores. Y desde el 2004, 2005 y 2006 hasta hoy, ella llega a mí y me dice: “creo que eres la última oportunidad”… Y digo: “Oh, qué pasa”. Dice: “Porque me han dado unas semanas de vida. Estoy en cuidados paliativos y me han dicho ‘no podemos hacer más’”…Entonces yo dije: “Enséñame tu árbol genealógico porque hay una información de desamor brutal aquí… Y entonces observo su árbol transgeneracional y su madre odiaba a su padre, su madre odiaba a su marido, su madre odiaba a todos los hombres. Hasta tal punto odiaba a su marido, que antes de que ella naciera tuvo 22 abortos provocados. ¿Podéis imaginaros con qué impronta nació esta mujer?… Pero ella lleva una luz aquí que dice: “busco hombres para reafirmar la falta de protección”. Porque Dios, en su infinito amor, te da aquello que pides…Pero hay gente que no quiere abandonar su paradigma y sus razones, ¿lo veis? Son incapaces de comprender que el corazón tiene razones que la mente no puede entender.

Resumiendo, además de asociar espuriamente la enfermedad de la paciente a asuntos ajenos y distorsionarle su psicología, asume el tratamiento médico contra el cáncer como “hacer trampa” y disuade a la enferma de aplicarse quimioterapia. Corbera se burla de la medicina y se erige como única persona interesada en curar a una persona (29), dando a entender que los médicos no persiguen tal fin, que la medicina es una pérdida de tiempo, e inventándose de paso los motivos —culpabilización del enfermo— que pueden provocar un cáncer sin ofrecer jamás la menor prueba de ello. Como ejemplo del doble discurso que despliega, en ocasiones explicita que la bioneuroemoción no cura o que ni siquiera es una terapia, pero luego afirma sin tapujos: “Hay personas que solamente viendo los vídeos se curan” (30). Un discurso que incide en los errores médicos, pues se recetan medicamentos que matan; y en la incredulidad hacia la medicina, generando desconfianza sobre ella, dado que se quiere impedir que se sepa que la BNE lo cura todo: “Lo único que te ofrezco es la verdad, nada más. Es esta verdad que muchos quieren impedir” (31).

Corbera trata de demostrar amplios conocimientos médicos (32) y llega a afirmar cosas peligrosísimas para la salud. Cabe recordar que Fermín Moriano, seguidor y divulgador de la Nueva Medicina Germánica, murió por creer esto: “Y eso que decimos de que hemos de cambiar cosas, dice, “voy a dejar de fumar”, si me permiten fumen, si quieren, pero cuando fumen sientan que están respirando a Dios. Y ya verán. Porque la comida más maravillosa se puede convertir en un veneno, y un veneno se pueden convertir en la comida más maravillosa, solamente por el estado emocional con que te lo comas” (33).

Además de realizar afirmaciones discriminatorias para la mujer, culpando a su recientemente conquistada independencia del cáncer de mama (sin pruebas), o de sugerir, directamente, que “la muerte no existe” (34). Corbera juega con el vocabulario y, pese a hablar a menudo de “curación” y “sanación”,  y otras veces de “remisión”, da a entender algo que no es, afirmando, de paso, que mucha gente se le muere (35):

¿Sabes cuánta gente, en su última carta, me ha dicho “me voy de este mundo, pero me voy acordándome de ti”? Y yo, a mí me han dado cartas que cuando yo la he abierto me han dicho “Enric, si estás leyendo esta carta es que yo ya no estoy en este mundo, pero quiero que sepas que me voy, que te vas, vas conmigo en mi corazón. Me he sanado, sé qué estoy sanada, o estoy sanado”. (…) La sanación qué es, ¿sanar el cuerpo? Esto es sólo un tipo de sanación. La sanación es mental.

La sanación requiere un período de “cuarentena”, en sus propias palabras (36):

Eso de la cuarentena a mí se me inspiró por la Biblia. Ya saben que la cuarentena es algo que está… es un arquetipo: cuarenta días estuvo el Señor en el desierto; cuarenta años estuvieron allí dando vueltas Moisés y los israelitas. 40 días para aquí, 40 días para allá. Es más, para curar una rotura de hueso, cuarenta días…cuando estamos aislados, cuando no tenemos móviles, ni internet, ni televisión, ni la fotografía de la familia (risas del público)…(…) el hipotálamo y sobre todo la hipófisis empieza a segregar una sustancia que te ayuda a despertar conciencia. UCDM dice: “en la quietud mental hallarás todas las respuestas”.

La bioneuroemoción toca todos los palos del ámbito de la salud. Pontifica sobre desórdenes psiquiátricos, problemas de gestación, trastornos del comportamiento como anorexia o bulimia, esclerosis múltiple y ELA, males comunes como el sobrepeso, alergias, osteoporosis, e incluso enfermedades infecciosas letales como el sida o el ébola. En su “diccionario”, El código secreto del síntoma, aporta a sus seguidores una “explicación” del origen de males como el Alzheimer o el autismo (37).

2.3.5. La bioneuroemoción y la psicología

A primeros de 2014, el Col.legi Oficial de Psicòlegs de Catalunya se manifestó sobre este movimiento en los siguientes términos (38):

…el Col·legi Oficial de Psicòlegs de Catalunya —en cumplimiento de las funciones sociales que le impone la Ley y sus estatutos— se ve en la necesidad de hacer público su posicionamiento y manifestar que no considera que en este momento, este modelo y prácticas derivadas cuenten con el aval y la garantía suficiente para poder ser definidos como que se sitúan en los estándares científicos y de calidad propios de la práctica psicológica, y que por tanto no pueden encuadrarse en los cánones que prevé la Lex Artis propia de la profesión o el oficio de Psicólogo. Es por esto que esta corporación hace pública su decisión de reservarse las acciones legales y estatutarias que en virtud de sus competencias y funciones colegiales se le reconocen en defensa de la profesión, sus integrantes y usuarios.

Sin embargo, es innegable que la BNE sirve de apoyo a mucha gente. La cantidad de mensajes que Enric Corbera recibe dándole las “gracias por existir” y el número de personas que afirman que les ha cambiado la vida (entendiéndose para bien) no es nada despreciable; basta con consultar cualquiera de sus entradas en Facebook o los comentarios en sus vídeos de Youtube. Sin embargo, las familias de estas personas no suelen compartir demasiado esa visión maravillosa de la BNE, y en multitud de casos se producen rupturas. ¿Por qué ocurre esto?

La BNE ofrece la salvación, la sanación, la omnipotencia. Cuando una persona se encuentra en una situación vulnerable, que le hagan creer que puede cambiar esa situación simplemente cambiando el modo de verla es muy reconfortante. A veces esta puede ser, ciertamente, una solución; pero raramente lo es cuando la persona está enferma. Y en BNE hay demasiados enfermos. Su mensaje es moldeable por cada persona hasta ajustarlo a sus preferencias, pero tiene un problema: es contrario a la realidad, nos aleja de ella. La consecuencia es que, al toparse de bruces con el día a día, el mensaje se pierde y la gente vuelve a sentirse mal, con lo que las charlas y los cursos se hacen adictivos. Equivale a tomar drogas, vivir en las nubes unas horas, y bajar de nuevo. Si te ha gustado mucho el paseo, repetirás; pero, ¿a qué precio?

En consulta privada o grupal, la bioneuroemoción se vuelve más peligrosa, entrando en el terreno de la coerción. Por ejemplo (39):

[Corbera]: Muy probablemente, tu madre tenía un conflicto con tu padre, y podía ser un tema de relación entre ellos, podía ser a nivel sexual. ¿Había algún amante, alguna historia?

[Mujer]: No, mi madre es que, cuando se quedó embarazada de mi hermano, empezó a tener problemas mentales, porque por lo que he oído decir, hubo mucha violencia en su familia [Corbera empieza a asentir, como diciendo “¿veis? ¿veis?”]. Mi abuela tenía un hijo alcohólico que sacaba la navaja y a mi madre se le retiraba la regla cuando venía…

Influir en la respuesta del paciente para que le responda lo que quiere y aumentar su estadística, su sesgo de confirmación: ese es el método de Corbera. En ejemplos como el precedente vemos cómo distorsiona totalmente lo que le dicen para ajustarlo a lo que él tenía escrito en su diccionario de relaciones conflicto-síntoma. En otros casos, se usan las técnicas de hipnosis ericksoniana para motivar las sugestiones pertinentes. La gente se identifica rápidamente, y  por eso la bioneuroemoción triunfa.

Corbera es consciente del efecto placebo y de su poder de sugestión (40), manipulándolo a su favor para aprovechar los sesgos de los pacientes, poniendo al mismo nivel una terapia médica o “tomar la luna”; a fin de cuentas, para él, la mente manda sobre las enfermedades del cuerpo, de forma que no es relevante que un paciente se trate o no con quimioterapia, siempre que el paciente esté conforme con esa decisión. Juega también con la vulnerabilidad de la prognosis (41) en los casos terminales de cáncer; si un médico le había diagnosticado unos meses de vida a un paciente, usan a su favor que después de ese tiempo el paciente siga con vida.

Un caso de referencia, para Corbera, en cuanto a la difusión de su movimiento y para este trabajo como ejemplificación de todo lo expuesto hasta ahora, es el de Maribel Candelas, a quien el propio Corbera entrevista en una grabación en el Instituto de Secundaria Rodrigo Botet de Manises, donde dio una charla. He aquí un resumen de su historia (42): Maribel Candelas, con cáncer de hígado y metástasis en los huesos, no quiere recibir quimioterapia. Tras pasar anteriormente por un cáncer de mama y una metástasis en la clavícula, conoce la bioneuroemoción a partir de las consultas con Enric Corbera. Cuenta estas experiencias durante la grabación. Explica también cómo fue su Cuarentena y la importancia de esta para renovar las conexiones neuronales y conseguir cambiar el campo que la rodea. La grabación muestra cómo los programas inconscientes rigen nuestra vida, y cómo a través de la bioneuroemoción podemos encontrar el camino a la cura de nuestras enfermedades.

La deformación a la que somete a sus pacientes es tal que es capaz de hacer sentir responsable a una víctima de violación por “haberlo pedido al Universo”, inducirlos a pensar que han sido víctimas de abusos por parte de sus padres (43), o que existen otros problemas interfamiliares, siendo este componente creador de conflictos interfamiliares una constante que se convierte en su principal rasgo de potencial sectario, como veremos en el siguiente apartado.

A  pricipios de 2016, a raíz de la muerte de Maribel Candelas, el COPC ha vuelto a lanzar otro comunicado (44):

El Colegio Oficial de Psicología de Cataluña no avala ni da soporte al modelo llamado “Bioneuroemoción”.

El hecho de que algunos valedores del modelo llamado “bioneuroemoción” sean colegiados adscritos al Colegio de Psicología no supone que cuenten con el soporte ni con el aval de la institución. La bioneuroemoción no responde a ningún canon modélico aceptado por la ciencia y solamente forma parte de un registro de propiedad particular de tipo comercial. El autonombrado “Instituto de Bioneuroemoción” estaría entregando títulos en bioneuroemoción sin ninguna validez oficial que faculte para nada, a pesar de que el citado título tampoco lo pretenda en su texto. Por tanto, no puede ser denunciado.

Como institución oficial representante de los profesionales de la Psicología en Cataluña, el COPC se ratifica en este manifiesto [el de 2014] y en el hecho de que únicamente puede avalar aquellos modelos terapéuticos que, basados en la evidencia, tengan reconocimiento académico internacional presentándose como modelos válidos para que los psicólogos/as los puedan implementar en su práctica profesional. El ciudadano está, pues, advertido y sabe o debería saber que puede informarse en la web o en la sede del Colegio.

2.3.6. La bioneuroemoción como movimiento de riesgo sectario

Uno de los primeros fenómenos apreciables en los practicantes de la bioneuroemoción es el de una exaltación desmesurada por este movimiento: no son pocos los informes en los que se habla de “euforia” de sus seguidores, recomendando el movimiento, los vídeos y los libros a sus conocidos.

Ya en el artículo sobre la praxis de Sabbah (45) encontrábamos los mismos términos que escuchamos de Corbera: “El público estaba ensimismado. Sabbah vendía su arte con talento ante un público mayormente obrero, poco instruido, presto a dejarse seducir por un buen ponente, cargado de diplomas, de buen discurso, con un material didáctico avanzado. Esperaban un discurso liberador de su condición, de su salud… ¡de su dinero! Sabbah, el Mesías de la medicina”.

Como comentamos en la sección anterior, la BNE hace uso de muchas técnicas psicológicas para la persuasión de su público (46). La hipnosis se clasifica como un método psicológico más que fisiológico porque es, en esencia, una forma de concentración mental, en la que una persona favorece que otra estructure el objeto de la concentración y al mismo tiempo suspenda el juicio crítico y la conciencia periférica. Cuando ese medio se emplea en un ambiente de secta, se convierte en una forma de manipulación y coerción psicológica porque el líder implanta sugerencias que apuntan a su propio programa mientras la persona se encuentra en un estado vulnerable. La insistencia en la “importancia del desaprendizaje”, tal y como divulga Corbera en sus últimos libros y conferencias (47), constituye un factor de desestabilización psicológica con el que reescribir el comportamiento de las víctimas.

Corbera se autoerige como visionario iluminado y mesiánico de una verdad revelada, ante cuya autoridad (refrendada por su “impresionante” currículum y su aparente omnisciencia de muchísimas áreas tan dispares como la psicología, la física cuántica, la biología, etc.) los demás no pueden hacer sino aceptar su palabra. Prácticamente todos sus vídeos comienzan con alguna introducción con loas hacia su persona, sobre cómo descubrió y difundió el método (y cómo tiene que luchar contra los inquisidores que se intentan oponer a que la gente descubra la verdad), etc. En algunos casos deja aún más claro su papel de “elegido” para la revelación (48) de esta “metodología holística definitiva”.

Durante todo este proceso, rellena las mentes de su audiencia con una serie de propuestas plagadas con la coletilla “(…) y, por tanto, (…)”, que utiliza falazmente para dar a entender que su premisa ha sido lógicamente deducida de lo que acaba de exponer, cuando en la gran mayoría de casos no ha sido así (falacia non sequitur), dando la apariencia de su validez a un público que, por lo general, no ha sido capaz de seguir (por su falta de coherencia) dichas disertaciones. A través de sus citas y vídeos, se puede encontrar fácilmente esta manipulación del lenguaje y de la lógica. Otras coletillas de las que abusa y no significan lo que él da a entender son “holográfico”, “dual”, “metafísico”, “cuántico”…

Resulta muy importante destacar la cualidad de este doble lenguaje, pues aunque se exprese directamente con alguna afirmación, esta a veces esconde un uso retorcido y aún maquiavélico del lenguaje. Las más importantes tienen que ver sobre todo en el campo de la salud. Algunos ejemplos:

Hacer algo “desde el ego”: hacer algo razonadamente.

Sanarse: no significa necesariamente curarse; es más, el propio Corbera reconoce que muchos de sus consultantes fallecen y, pese a ello, insiste en que lo hacen “sanados” (35).

Culpa: responsabilidad (su uso en bioneuroemoción connota la misma carga de culpabilidad (49); la propia BNE carga la “responsabilidad/culpa” de su enfermedad al propio enfermo).

La BNE no cura, solo tú puedes curarte (pero, como hemos visto en el apartado 4, te hablan de casos en los que te curas aplicando BNE).

La BNE no es una terapia/método; pero habla de sus “pacientes” y en otros lugares, incluidos los “artículos científicos” que enlazan en su web, lo definen como tal y toda su estructura es coherente con la aplicación de un método terapéutico, que además entronca con la Nueva Medicina Germánica.

Hay que seguir el tratamiento convencional (50); pero te dan a entender que el tratamiento no solo no importa sino que en ocasiones es una pérdida de tiempo innecesaria, ridiculizando su papel y equiparando tratamientos médicos con otro tipo de supuestos tratamientos para usar meramente como placebos hasta que no se alcance la “concienciación”.

Para evitar los problemas legales que podría tener por hablar de terapia, o de curación, Corbera siempre afirma expresamente que la bioneuroemoción no es una terapia (aunque la “vende” como tal) y que no cura a nadie (aunque a continuación afirme que la gente se cura con ella, incluso solo viendo sus vídeos (51)), y que la sanación que se consigue con la bioneuroemoción (frase que ya parece contradecir el hecho de que no la entienda como terapia y que no cure) es mental, no física (aunque sus víctimas lleguen a él buscando la curación física). Si algún paciente fallece, no es que el método no funcione; es que “se han ido sanados” (35).

Quizá la descripción más preclara de este juego del lenguaje la haya hecho Paco Traver, jefe de servicio de salud mental en el Hospital Provincial de Castellón de la Plana, en un artículo  sobre los movimientos relacionados con “el origen emocional de la enfermedad” (52):

Es curioso cómo para el autor de este texto no existe autonomía de lo físico (lo biológico) respecto de lo psíquico; de tal suerte que las enfermedades deberían ser tratadas por “terapeutas” decodificadores y no tanto por médicos de esos que usan fármacos con tantos efectos secundarios, una medicina de bajo nivel. […] Lo interesante de esta proposición es que carece de refutación, puesto que si el mioma no desapareciera (que es lo más probable), entonces siempre hay un truco al que acudir: puede decirse que la mujer se resiste a curarse o que la decodificación por algún misterioso sortilegio no ha causado efecto alguno quizá por algún defecto de la paciente.

Además del doble lenguaje, la estrategia de la BNE utiliza la manipulación mediante la sugestión, la presión de pares (por ejemplo, para inculcar frases mediante la repetición por parte del grupo (53)) y la coerción. Asimismo avasalla, culpabiliza y ridiculiza apelando a algún “problema de interferencias” a quien intenta hacer alguna pregunta. También, en un ejercicio de afirmación de autoridad, puede llegarse a inventar el origen de un trastorno y amañar las historias para adaptarlas a propuestas interesadas. La insistencia en aplicar la “cuarentena”, rompiendo lazos sociales con familiares y amigos, es una herramienta de refuerzo del relato de la BNE que apuntala su carácter sectario.

Vemos en múltiples ocasiones cómo insta a que la gente suspenda su sentido crítico para dirigirse hacia esa sanación, lo cual le sirve a su vez para evitar cualquier ataque interno a su metodología o premisas. Potenciando las emociones, rebajando el espíritu crítico, motivando a la gente para que “deje de pensar” y busque las respuestas en la bioneuroemoción, infantiliza a sus víctimas y adopta una autoridad prácticamente omnipotente para ellos (a tenor de los comentarios y de algunos de los testimonios, (54)). También utiliza el pensamiento dualizado de “ellos” contra “nosotros”, manipulando sus contrariedades (y dejando de lado la coherencia con su discurso de “cualquier cosa que te pase la has pedido tú”) para hablar de traiciones, equilibrios de energías y toda una línea de pensamiento muy distinta a la que aplicaría con su audiencia, adulándolos con la afirmación de que han ido libremente y que quienes se oponen no piensan por ellos mismos, y la falacia de “si mucha gente opina así, no puede estar equivocada”, cuando una pregunta más pertinente sería si cualquiera elige que le engañen a sabiendas (55).

En una reciente entrevista, Miguel Perlado, psicólogo clínico especializado en sectas (en especial, en la ayuda a adeptos para su abandono y atención a egresados), habla de este tipo de movimientos en los siguientes términos (56):

Cuando se exige de un paciente que se convierta en creyente ya no estamos hablando de una terapia; estamos hablando de otra cosa: una conversión, de lo que sea, pero no es una terapia. Lo que observamos en muchos de estos supuestos tratamientos o supuestas terapias es un forzar a la persona a hacer ese proceso de conversión para que sea un creyente (…)

[Entrevistadora] ¿Dónde está la responsabilidad penal y civil? Sabemos que (…) muchos terapeutas de este calibre están dando másteres y clases en, por ejemplo, facultades de medicina.

[M. Perlado] Es cierto, y esto también es paradójico. La responsabilidad es conjunta, de todos y cada uno de nosotros…al día de hoy lo que observamos es una banalización y una relativización del fenómeno: “todo vale”, “no hay que ponerse así”, “usted es un inquisidor”, “parece que esté en contra de lo alternativo”… que no, que no, que no tienen nada que ver ser alternativo o no alternativo. El problema es cuando se juega con las emociones de las personas…  ¿quién regula eso? Nadie. (…) Hay empresas vinculadas directa o indirectamente: hay muchas sectas que tienen medios de comunicación, canales de retransmisión televisivos, que facturan millones de euros al año, que no declaran evidentemente ni la mitad de lo que ingresan y van moviendo, son estructuras claramente enriquecidas, de esto no hay duda.

Usando como referencia el libro Las sectas entre nosotros de la experta Margaret Thaller Singer,  Marta Segurola (57), indagadora del movimiento, ha confeccionado un amplio ensayo diferencial para determinar si la bioneuroemoción es un grupo de riesgo sectario en el que se produce un proceso de lavado de cerebro en el que se induce a la culpa. La bioneuroemoción

…No es una secta propiamente dicha [puesto que no cumple que se intente controlar dieta, horarios de sueño, vestimentas de sus adeptos…, ni se les insta a engañar a la gente], aunque comparte plenamente con ellas el creer que puedes alcanzar un mejoramiento del estado de ánimo y una certidumbre espiritual y moral si sigues los dictados del líder, y que para ello has de suspender tu espíritu crítico y tener la fe de un niño… la Bioneuroemoción no es una secta propiamente dicha, pero coincide punto por punto con los Programas de Entrenamiento para la Concientización de Grupos Grandes (PECGG). Concluimos, pues, que se trata de uno de estos grupos de riesgo sectario.

Otros grupos como MIVILUDES (Misión Interministerial de Vigilancia y Lucha contra las Derivas Sectarias del Gobierno de Francia), RedUNE (Red para la prevención del sectarismo y abuso de la debilidad) o RIES (Red Iberoamericana para el Estudio del Sectarismo) ofrecen mucha información acerca de lo que MIVILUDES llama méthodes psychologisantes, en los que incluye la NMG, la biodescodificación y la “Biología Total” (58).

Todas concuerdan en aspectos que definen estos movimientos como:

-Culpabilizar al paciente de su enfermedad o malestar.

-La angustia causada por la enfermedad.

-La búsqueda del bienestar frente a una sociedad individualista y materialista.

-Terapeutas autoproclamados sin formación homologada.

-Postura dogmática de rechazo radical a la medicina convencional.

-Propuestas de alejamiento del entorno familiar o de amistades críticas veladas o explícitas.

-Practicados en instalaciones que se anuncian como centros sanitarios a pesar de no cumplir las estrictas exigencias legales para llamarse así.

-Usan psicoterapias regresivas (con la consiguiente inducción de falsos recuerdos).

-Aplican el pensamiento mágico a la relación entre enfermedad y conflicto psicológico.

-Se enmarcan en corrientes de pensamiento cercanas a la Nueva Era.

3. Expansión de las corrientes basadas en “el origen emocional…”.

Como cualquier otra pseudociencia, estas corrientes utilizan para su expansión el prestigio de instituciones en las que busca infiltrarse (universidades, colegios profesionales, ayuntamientos, etc.) a base de medias verdades, omisiones y mentiras, explotando las vulnerabilidades de la “buena fe” que presuponemos a las personas.

Usando como caldo de cultivo las nuevas tecnologías y las redes sociales que se gestan en torno a ciertos temas, como es el caso de agrupaciones como “La Caja de Pandora”, canales de YouTube y podcasts (59), van publicitando sus charlas, libros, seminarios, etc. Otras vías de negocio son las consultas privadas o en grupo.

Estos movimientos crean instituciones con vistas a tener una apariencia más oficial y representativa, que les dote de un aparente prestigio y que a su vez les autoavale para expedir diplomas. Por ejemplo, en el caso de la Biodescodificación, Enric Corbera funda el Instituto Español de Biodescodificación, luego Instituto Español de Bioneuroemoción o Enric Corbera Institute, y la Asociación Española de Bioneuroemoción (60).

Vistiendo su discurso como una nueva terapia para lograr la salud y el equilibrio emocional (no como mera técnica de psicología, sino bien nutrida de elementos de pensamiento mágico), se consigue que diversos ayuntamientos, medios de comunicación, colegios profesionales e incluso universidades le abran las puertas para sus charlas; instituciones que, en un principio, deberían velar por que la información que llega a los ciudadanos sea seria y veraz (61).

En un extremo de la desidia de estos movimientos, supuestos profesionales como la doctora Maria Teresa Ilari han conseguido hacer presión para oficializar corrientes tan mortíferas como la “Nueva Medicina Germánica” en Nicaragua.

Otros, como la responsable de psicooncología del Hospital Sant Pau, Eva Juan, las fisioterapeutas Milagros Pérez y Yolanda Pérez, o el doctor Miguel Paggi (62) (con el apoyo de Sergio Martínez y Esteban Pérez Alonso, presidente y vocal del Comité de Deontología del Colegio de Médicos de Las Palmas), no sólo difunden estas premisas en sus charlas sino que la introducen en universidades donde tienen responsabilidad sobre la formación en materia de salud de alumnado.

También se cuenta con la difusión por parte de figuras mediáticas como Gaspar Hernández, locutor adepto que no pocas veces ha entrevistado a Eva Juan o a Corbera en su espacio radiofónico “L’ofici de viure” en la radiotelevisión catalana, y que ha publicado recientemente un libro sobre Corbera, No soy de este mundo, que puede considerarse en la práctica un buen manual de cómo se puede caer en un movimiento sectario a causa de mantener prejuicios trasnochados de lo que se presupone que sea una secta o un gurú.

Estos intentos de infiltración en universidades han resultado exitosos en algunas de latinoamérica, hasta el punto de que en las de Rosario o Torreón la reconocen como oficial (63).

Así, si estos movimientos han logrado engañar a profesionales que podemos suponer bien formados (enfermeros, médicos, fisioterapeutas, psicólogos, etc.), es fácil suponer hasta dónde puede llegar con un ciudadano medio y con estamentos profesionales ajenos a la práctica médica: prensa, mundo editorial, ayuntamientos, incluso colegios de primaria e institutos (casos en los que esta intromisión podría suponer además un delito de adoctrinamiento no consentido con agravante a menores).

Irónicamente, pese a la misoginia inherente a estos movimientos (64), una vía típica de difusión social suele ser mediante la concejalía de Servicios Sociales e Igualdad u organizaciones de igualdad (65).

Ineptitud, inoperancia, ignorancia, malos profesionales, buena fe. Sean cuales sean las causas, corrientes como la bioneuroemociónva robando prestigio y creciendo en número de seguidores y lo que llaman aspirantes y acompañantes, obteniendo ingresos por vías de negocio tales como libros, cursos (varios “de posgrado” por valor de 3500€), publicidad por contenidos en podcasts y vídeos de youtube, (donde algunos sobrepasan el millón de visitas), consultas (desde 50€ hasta casos constatados de más de 7000€), conferencias, y otros medios indirectos como alquiler de casas para “la cuarentena”.

A pesar de lo que podría parecer por el clima de depresión económica (o quizá por la promesa de poder hacer dinero rápido), cuentan con un alto grado de aceptación y expansión principalmente en Europa y latinoamérica.

Comparativa de “aspirantes y acompañantes” entre principios de 2014 y mediados de 2015

4. Conclusiones.

Como se ha visto a lo largo de este trabajo, la BNE —y en general, las corrientes que hablan del origen emocional de las enfermedades— no es propiamente un movimiento sectario clásico, aunque tiene varios rasgos de los que caracterizan a este tipo de organizaciones, derivando en lo que podemos tildar de “secta 2.0”, un Programa de Entrenamiento para la Concienciación de Grupos Grandes. También cumple en prácticamente todos sus aspectos es el carácter de pseudociencia. Tomando como referencia los siete rasgos que evidencian una pseudociencia o un pseudocientífico enunciados por Robert L. Parker en sus Seven Warning Signs of Bogus Science, tenemos:

  • Sus teorizaciones y sus supuestos descubrimientos no son sometidos a la crítica entre pares en revistas científicas o en congresos de psicología o medicina de tipo general, sino que las presenta directamente en otros entornos, como la prensa, libros y charlas divulgativas, sin ningún tipo de evaluación científica previa.
  • Responde a las críticas hablando de la existencia de una conspiración, debida a oscuros intereses, para silenciar el movimiento.
  • Con frecuencia, los datos que avalan supuestamente sus ideas no se presentan con claridad; en este caso, podemos citar los focos de Hamer de la Nueva Medicina Germánica, presuntas estructuras cerebrales que corresponden en realidad a distorsiones producto de la inadecuada calibración de aparatos médicos.
  • Las pruebas presentadas son de tipo anecdótico, con selección únicamente de los resultados que encajarían con sus conclusiones, que son siempre previas a la investigación. Así, estas pseudoterapias no se someten a ensayos clínicos normalizados, ni hay un seguimiento de los pacientes posterior a los tratamientos para ver su evolución.
  • El prestigio que da la tradición o la antigüedad de la técnica como prueba de su veracidad. No es el caso; antes al contrario, en este caso hablan de “ciencia de vanguardia”, de un mecanismo que quizá aún no se conoce pero que funciona y que algún día se sabrá cómo, y apelan a ciencias como la física cuántica o la epigenética distorsionando absolutamente sus postulados. De hecho, se encuadra en lo que se llama terapias psicológicas de tercera generación, en las que se agrupan diversas técnicas y rituales más propios de los movimientos religiosos de la Nueva Era que de la psicología científica.
  • La “investigación” para llegar al desarrollo de la técnica se ha realizado en solitario por un “genio” iluminado que se saca unas ideas de la manga, en lugar de ser el resultado de un trabajo en equipo, algo fundamental en la ciencia actual.
  • De estar en lo cierto, habría que revisar radicalmente lo que se conoce de manera asentada de muchas ciencias (biología, física, química, farmacología, medicina), lo que daría lugar al descubrimiento de nuevas leyes del funcionamiento de la naturaleza. Pues, como dice Mario Bunge, una ciencia ha de mostrar una coherencia externa, es decir, no debe contradecir lo formulado por las demás ciencias, con las que muestra interrelaciones.

La bioneuroemoción es una pseudoterapia que nace ya pervertida, pues parte de la Nueva Medicina Germánica, una de las mayores aberraciones de la práctica médica moderna. Su difusión toma la forma de un cáncer social, por lo que el tratamiento será complejo. A modo de sugerencia, se propone:

  • Detener su angiogénesis en forma de intromisión en centros de educación (desde colegios a universidades) e instituciones (ayuntamientos, medios de comunicación, colegios profesionales, centros culturales), de los que roba el prestigio.
  • Conseguir el cierre de sus canales de difusión en redes sociales, algo que se ha conseguido en algunos otros campos, como es el caso de páginas que promueven la anorexia.
  • Revisar el listado de profesionales y empresas adheridas a estas pseudoterapias, para la toma de las oportunas medidas. Dado el carácter de reforma del pensamiento que produce, es de esperar una enorme reticencia de los mismos a abandonar su práctica en este sentido.
  • Conseguir la disolución de las entidades creadas expresamente para dar apariencia de rigor al movimiento: institutos, asociaciones, ONG, “university”, escuelas profesionales, etc. Es interesante en este sentido considerar el art. 515 del Código Penal español:

Son punibles las asociaciones ilícitas, teniendo tal consideración:

2º. Las que, aun teniendo por objeto un fin lícito, empleen medios violentos o de alteración o control de la personalidad para su consecución.

  • Conseguir la retirada de las publicaciones de dichas instituciones dedicadas a su difusión.

Y paralelamente, una campaña de concienciación social ante los movimientos pseudoterapéuticos en general.

La Nueva Medicina Germánica fue uno de esos cánceres en su día. La falta de medidas de control, de seguimiento, han permitido su retorno veinte años después, con más fuerza, metastasizado por todos los rincones sociales imaginables. Como ciudadanos, solo pedimos que se intenten hacer bien las cosas. En general, nos adherimos a las propuestas de cambios legislativos impulsadas por la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (66).

NOTAS

(Enlaces web verificados en marzo de 2016)

  1. https://docs.google.com/document/d/1if3tkKoSJaoCUoESn20EA0mqABlASoe-olLqFJxj_Qw/edit#
  2. https://labusqueda2013.wordpress.com/2013/11/02/nueva-medicina-germanica-desmontando-a-hamer/
  3. http://www.ariplex.com/ama/amamiche.htm
  4. http://lamiradaesceptica.com/?p=7
  5. http://legislacion.asamblea.gob.ni/Diariodebate.nsf/1e91f0054ac77a85062572e50067fde4/4db2f0e0659884b206257961005f647c?OpenDocument
  6. http://evolucionconsciente.org/las-5-leyes-biologias-del-dr-hamer/
  7. Guía de “tratamiento” mediante NMG: https://www.pasadofuturo.com/nmg-terapia.htm
  8. https://nuevamedicinagermanica.wordpress.com/2012/09/14/contactar-con-medicos-de-espana/
  9. http://www.unadfi.org/groupe-et-mouvance/une-secte-%C3%A0-la-sorbonne
  10. http://infocatolica.com/blog/infories.php/1511060102-francia-el-fundador-de-la-bio
  11. https://vivirahora333eugeniosar.wordpress.com/2014/06/26/la-terapia-de-descodificacion-biologica-original-antes-de-enric-corbera-estaba-christian-fleche/
  12. http://www.casadellibro.com/libro-tratado-de-biodescodificacion/9788496381834/1956611
  13. https://www.youtube.com/watch?v=rdAdBdLT7_4
  14.  http://www.astroconsultorio.com/desp_biodescodificacion.php?nid=8
  15. http://bioneuroemocion-oculta.over-blog.com/2015/06/dos-farsantes-cara-a-cara-enric-corbera-christian-fleche.html
  16. http://www.religionenlibertad.com/una-actriz-de-hollywood-exadepta-de-la-nueva-era-se-convierte-12727.htm ; M. T. Singer, Las Sectas entre nosotros. Barcelona: Gedisa, 2003, p. 67.
  17. PNL: http://red-alerta-nuevas-terapias.over-blog.es/article-programacion-neurolinguistica-pnl-dossier-critico-119672099.html Hipnosis: https://www.youtube.com/watch?v=Hw8ofRjC_As
  18. Coartación de la libertad de pensamiento: https://www.facebook.com/groups/1455879301293093/permalink/1637136079834080/  ; Cambio de significación al término “ego”: https://www.youtube.com/watch?v=dzraYdO1K04&t=36m23s  ; Castración mental del término “por qué” por “para qué”: https://www.youtube.com/watch?v=cR7rDVtUmLQ&feature=youtu.be&t=2m0s ; Intercambio del término “culpa” por “responsabilidad”: https://www.youtube.com/watch?v=K4uYa4rVvXc&t=55m44s
  19. https://lavenganzadehipatia.wordpress.com/2015/11/01/constelaciones-familiares-lo-que-no-se-cuenta/
  20. Explicación cuántica del transgeneracional: https://www.youtube.com/watch?v=3vtdu1Yp3s0
  21. http://red-alerta-nuevas-terapias.over-blog.es/article-la-psicologia-cientifica-y-las-pseudopsicologias-123789584.html;https://www.facebook.com/groups/1455879301293093/permalink/1672833092931045/?comment_id=1672899429591078&offset=0&total_comments=70&comment_tracking=%7B%22tn%22%3A%22R1%22%7D
  1. https://es.wikipedia.org/wiki/Misticismo_cuántico
  2. http://listadelaverguenza.naukas.com/2013/11/18/bioneuroemocion-en-la-universidad-de-alicante/
  3. http://entangledapples.blogspot.com.es/2015/06/sobre-la-supuesta-base-de-la.html
  4. https://scykness.wordpress.com/2015/04/13/bioneuroemocion-deformando-la-epigenetica/; https://biolovulpes.wordpress.com/2015/08/03/si-tanto-te-gusta-la-epigenetica-vete-a-chernobil/
  1. https://web.archive.org/web/20150323035552/https://www.bioneuroemocion.com/es/publicaciones-cientificas
  2. http://www.sanateysana.com/diccionarioemocional.html#_%C3%8DNDICE
  3. https://youtu.be/RFLM3fn5gQM?t=43m26s
  4. https://youtu.be/RFLM3fn5gQM?t=53m28s
  5. https://youtu.be/hjBL3ewxQss?t=1m28s
  6. https://www.youtube.com/watch?v=X3CJiggGWgk&feature=youtu.be&t=15m25s
  7.  https://www.youtube.com/watch?v=VrCEDcwa9yE&feature=youtu.be&t=38m35s
  8.  http://youtu.be/p_6qutmCVtU?t=46m18s
  9. https://www.youtube.com/watch?v=aNrtTDO-mts&feature=youtu.be&t=16m23s  ; https://youtu.be/tzxexuhnCik?t=24m33s
  10. https://www.youtube.com/watch?v=aSthQvhuUsE&feature=youtu.be&t=22m50s
  11. http://youtu.be/JoR-HVNRm2Q?t=1h26m50s
  12. http://vidasana.org/noticias/e-corbera-y-c-colomer-bioneuroemocion-toda-experiencia-dramatica-deja-huella-en-nosotros  ; https://www.youtube.com/watch?v=aNrtTDO-mts&t=1h27m30s ;  https://www.youtube.com/watch?v=7AWf0gjEqvg&feature=youtu.be&t=17m13s ; http://mireyalarruskain.com/2015/02/16/sobrepeso-obesidad-colesterol/ ; https://youtu.be/hjBL3ewxQss?t=6m29s ; https://www.youtube.com/watch?v=xW48RCV4paU&feature=youtu.be&t=2h7m24s ; http://eselmomentobioneuroemocion.blogspot.com.es/search/label/SIDA ; https://motrildigital.blogia.com/2014/100717-sentido-biologico-del-ebola-por-ruth-m-ruiz-de-morales-ayudarte.php
  13. http://www.copc.org/Canales/Ficha.aspx?IdMenu=e34b0313-d4d8-4d57-a344-5b9e1dff85d2&Cod=8250e840-3dd8-4e50-a9fd-811aa414af18&Idioma=es-ES
  14. https://www.youtube.com/watch?v=K4uYa4rVvXc&feature=youtu.be&t=44m38s
  15. https://www.youtube.com/watch?v=vyFGzLN1j6w
  16. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10678857
  17. https://www.youtube.com/watch?v=BBPfYc5ZaK0
  18. https://youtu.be/5BNqPwR0IJk?t=39m48s
  19. http://www.copc.cat/Canales/Ficha.aspx?IdMenu=e34b0313-d4d8-4d57-a344-5b9e1dff85d2&Cod=53993711-2b88-453a-b157-d32eac596399&Idioma=ca-ES
  20. http://www.retrouversonnord.be/BTouimais2.htm
  21. http://leyantisectas.com/tecnicas-de-persuasion-coercitiva-control-mental/
  22. https://www.youtube.com/watch?v=siC-OZnzGmY
  23. https://www.youtube.com/watch?v=Eha-W-5DyF0&feature=youtu.be&t=2m12s
  24. https://www.youtube.com/watch?v=RFLM3fn5gQM&feature=youtu.be&t=56m56s
  25. https://www.youtube.com/watch?v=LGpOhqV9j_8&feature=youtu.be&t=19m
  26. https://youtu.be/hjBL3ewxQss?t=1m28s
  27. https://carmesi.wordpress.com/2015/07/22/superplacebos/
  28. Ejemplos de presión de pares: Terminando frases: https://www.youtube.com/watch?v=dzraYdO1K04&feature=youtu.be&t=19m1s Una mezcla de ridiculizar y terminar frases: https://www.youtube.com/watch?v=cR7rDVtUmLQ&feature=youtu.be&t=2m0s
  29. https://docs.google.com/document/d/1lFtD_1nhN1smKSdG6tXn5P4xO_iF3y6XXp-gm4frTTU/edit#
  30. https://youtu.be/QT57K_z2WYA?t=2h16m40s ; https://youtu.be/siC-OZnzGmY?t=4m54s ; https://www.youtube.com/watch?v=LGpOhqV9j_8&feature=youtu.be&t=1m54s
  31. http://www.informativos.net/entrevistas/entrevista-a-miguel-perlado-las-sectas-modernas-se-camuflan-en-el-coaching-la-salud-o-el-crecimiento-personal_54898.aspx
  32.  https://docs.google.com/document/d/1fTa_T49aqJQBRk5o6oP9tdXj2gQIFbPOgNXwd7stHLU/edit
  33. http://www.derives-sectes.gouv.fr/quest-ce-quune-d%C3%A9rive-sectaire/o%C3%B9-la-d%C3%A9celer/les-d%C3%A9rives-sectaires-dans-le-domaine-de-la-sant%C3%A9/quell  ; https://aivmn.wordpress.com/2011/11/17/la-biologie-totale-une-technique-sectaire-qui-se-repand-en-europe/  ;   http://www.ouvertures.net/derives-sectaires-et-sante-ce-que-les-journalistes-vous-cachent/#Fleche
  34. Web de La Caja de Pandora: http://www.lacajadepandora.eu/ ; Canales de Youtube relacionados con la bioneuroemoción: Enric Corbera: https://www.youtube.com/user/EnricCorbera La Caja de Pandora: https://www.youtube.com/playlist?list=PLWWUD1I_Hje_EP9BXMWTLKW1gryL7E3wM Podcasts sobre bioneuroemoción: http://www.ivoox.com/podcast-enric-corbera-oficial_sq_f1153445_1.html  https://itunes.apple.com/es/podcast/enric-corbera-oficial/id964454611?mt=2
  35. https://www.boe.es/borme/dias/2015/03/13/pdfs/BORME-A-2015-50-08.pdf ; https://www.boe.es/borme/dias/2009/07/31/pdfs/BORME-A-2009-144-08.pdf  ; https://miradentrodetidespierta.wordpress.com/2011/11/24/biodescodificacion-para-sanarte-tu-mismo/#comment-1846
  36. https://docs.google.com/spreadsheets/d/1hkjK9f2Mrusz6KhVJunikaA7yx3bpkw20VX_8Eiu9TI/edit#gid=0
  37. https://www.youtube.com/watch?v=0OrYEwWb9dA&feature=youtu.be&t=26m33s
  38. http://itzel.lag.uia.mx/publico/bioneuroemocion.php
    84. http://youtu.be/JoR-HVNRm2Q?t=1h34m1s
  39. https://docs.google.com/document/d/1AZde9ryyfVyFGdEkaa_sTuWrfI16z4bh__fI9hGZ8eg/edit?pref=2&pli=1
  40. http://costadelsoldigital.com/2016/02/16/abierto-el-plazo-de-inscripcion-para-el-taller-de-creacion-de-empresas-y-la-charla-el-sintoma-habla-lo-que-la-boca-calla-en-fuengirola/

66. http://www.apetp.com/

  1. Miembro de ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico, Círculo Escéptico y APETP. Ingeniero informático y licenciado en comunicación audiovisual. Universitat Jaume I de Castellón. Se ha dedicado a profundizar en la bioneuroemoción, de la que hablará en profundidad en este II Encuentro Nacional sobre Sectas

© 2016, Tras|Pasos. Todos los derechos reservados. El acceso es libre a la revista, pero no olvide mencionar la cita exacta del artículo así como la página web de la revista.

Be the first to comment on "Sectas 2.0. El origen emocional de la enfermedad"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*